Category: Malheure

Puertas

Los días vibrantes pasan, los deshojo lentamente y me entrego. Es algo así como dejar caer el cuerpo a una masa, sintiendo cada parte amoldarse en ella. Luego las puertas se abren en el pasillo, una a una. Lanzo una mirada, son irresistibles. Una película transcurre dentro de ellas. Intento pasarlas sigilosamente, pero siempre encuentran una forma tentadora de llamarme, de hipnotizar cada parte de mí. Mis ojos sólo pueden ver el girar de la perilla. La fiera dentro me llama. ¿Cuántos ciclos? Visualicé paredes lisas y ventanas; pero la hoja al viento se ancla entre los árboles, entra al laberinto que parece infinito.

Advertisements

La cama ensordecedora

Cada vez que la cama detecta un sonido al acostarse o sentarse en ella, ésta los atrapa y los guarda como si tuviera memoria; luego ya cuando la gente se va los reproduce en el mismo orden que se efectuaron cuando le gente estaba en ella. A veces los sonidos se vuelven insoportables y cuando estoy limpiando la habitación tengo que taparme los oídos o escuchar música muy fuerte. He intentado deshacerme de esa cama, pero es tan reconfortante que en cuanto pasan por mi mente esas ideas, una comodidad me invade y deshecho esos locos pensamientos. Creo que no podría vivir sin esa cama ¡Si tan solo pudiera encontrar una manera de hacerla muda!