Puertas


Los días vibrantes pasan, los deshojo lentamente y me entrego. Es algo así como dejar caer el cuerpo a una masa, sintiendo cada parte amoldarse en ella. Luego las puertas se abren en el pasillo, una a una. Lanzo una mirada, son irresistibles. Una película transcurre dentro de ellas. Intento pasarlas sigilosamente, pero siempre encuentran una forma tentadora de llamarme, de hipnotizar cada parte de mí. Mis ojos sólo pueden ver el girar de la perilla. La fiera dentro me llama. ¿Cuántos ciclos? Visualicé paredes lisas y ventanas; pero la hoja al viento se ancla entre los árboles, entra al laberinto que parece infinito.

Advertisements

Proyecta tu opinión

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s