Month: May 2014

Se vio frente a frente. Había sido como encontrarse consigo misma en otro ser, con otra cara, con otro porte, con otro sexo.

Continua felicidad. Se agarra los labios y los moldea de mil maneras y todas dan esa gigante y luminosa sonrisa. Cualquiera que le ve pasar es contagiado y no puede parar de sonreír todo el día, de sentirse pleno, incluso a la persona que se considera la más miserable no puede contenerse.

Te he buscado por remotos lugares. Cuando creo que te encuentro, eres una pequeña ilusión envuelta en seda. Me hipnotizas con tu perfume y tus caricias, luego te muestras tal cual eres y desapareces. A pesar de todo, no pudiera maldecirte porque me ilusionas, te agradezco por acercarme a lo que deseo.

Al escuchar la melodía sonrió, no pudo contener la alegría que le causó; como si hubiese sido una bocanada de aire fresco.

Quisiera desarmarme y analizarme. Quisiera unirme y sentirme. Quisiera tocarme. Quisiera moldearme. Si algo toca a la puerta es la impermanencia; quiero sembrar en ella. Tomarla y meterme en todos sus rincones.

Del sombrero de copa saco el universo que hay en ti, mas no lo analizo, lo comienzo a observar y a apreciar. Eres un símbolo ajeno a los que he visto. Por ahora imagino ideas, imágenes brillantes y fugaces como la estela de un meteoro.

Te veo entre sueños difusos corriendo en círculos, sacando dinero de tus bolcillos y gritando sin parar; andas en busca del dulce inmortal. Para alcanzarlo tendrás que hacer un puente de billetes y escaleras de monedas hasta quedarte sin nada.

Por un momento pensé que éramos espectadores de las estrellas y de esa luna menguante, pero los protagonistas fuimos nosotros, a nosotros nos veían ellas con tanta atención y gentileza. La noche estaba ahí, esperando para nosotros.