Por un momento decidió ser lo que quería ser; fue así como dejó de ponerse la máscara de enferma. La desgarró en cuanto pudo y la enterró bajo el árbol más grande que encontró. Su sonrisa se transformó en un gran sol.

Advertisements

Proyecta tu opinión

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s