Month: April 2014

Te estoy soñando. Dentro de mi sueño eres libre. Vas y vienes como un niño feliz, perdido en el bosque; luego vuelas más feliz que un ave y dejas caer una de tus plumas de terciopelo para que la huela.

Aturdido por los ruidos y luces de su cabeza decidió no abrir mas los ojos y concentrarse en su llanto descontrolado; sus manos se preparaban para pedir.

Sintió como el muro se levantaba a su alrededor; con un martillo comenzó a demolerlo, no le permitió esta vez construirse.

Por un momento decidió ser lo que quería ser; fue así como dejó de ponerse la máscara de enferma. La desgarró en cuanto pudo y la enterró bajo el árbol más grande que encontró. Su sonrisa se transformó en un gran sol.

Sabía que dentro de ella podía encontrar ese algo que le haría erizar su piel y acelerar su respiración de nuevo; como si hubiera corrido larga distancia en segundos; como si hubiera visto a aquella persona que una vez amó; como aquel beso que le dio que jamás olvidó. Sólo tenía que encontrar motivos, pero esta vez tenían que ser diferentes.

Si tan sólo pudiera darle a su cabeza la tranquilidad que tanto anhelaba, pero no podía hacerlo; buscaba cualquier cosa que le inspirara para salir de su jaula. Quería ser libre, convertir sus manos en pájaro y salir volando del encierro. Sacudirse en el aire.