Month: February 2014

El pequeño hombre se puso los andamios y andó sin que nada le importase. Las mujeres observaban y susurraban. Los niños corrían a su alrededor, los perros movían sus colas de entusiasmo; los hombres no podían verlo desde sus hombros. La ligereza de sus expresiones lo hizo ser perdonado, perdonarse para seguir avanzando.

Se enfrascó en un recipiente de vidrio y ahí permaneció durante un tiempo. Cuando abrió los ojos se puso a contemplar el museo a su alrededor. Rompió la tapa agujereada y salió revoloteando para ayudar a romper otras. Todos los insectos salieron de su letargo.

Jamás se veía a…

Jamás se veía al espejo. Contemplaba a otros cuando veían su reflejo; veía lo hermosos que eran. Un día tomó maquillaje y se lo puso; se animó a verse, pero el maquillaje se le escurría del rostro a chorros. Quedó más blanco que nunca llorando pintura tornasol de felicidad.

Puente

Puente luminoso absorbe las huellas y les da luz. Se ha construído hacia todos lados. Puente de amor que no pide, sólo da. Puente que derriba muros, que toca bellas melodías. 

 

Dado

Se desliza suavemente entre sus pensamientos. Imagina sus manos temblorosas que aparentan firmeza. Parece que no teme eso que pide. No teme lo que se le da. Se le da lo que puede ser dado. Se le roba lo que puede serle robado; besos formando palabras.

Arena nuestra

Cada vez nos acercamos al alejarnos. La arena seca en nuestros zapatos nos hace movernos como si danzáramos. Para poder despojarnos de ellos es necesario meter deliberadamente más arena de nuestos bolsillos. Arena nuestra.

Sello

Comienzo por escribir tu nombre en madera para luego pulirlo, barnizarlo, perfumarlo. Unas gotas de sangre bastarán para darle color a cada letra. Luego lo beso para portar en mis labios tu sello para ver si en tus largos letargos sueñas que en mí está tu rastro.

Agua dulce

Comenzar por soplar el viento; suave caricia en las mejillas, brisa del mar dirigida a poseer tus labios para humectarlos y resecarlos a su vez. Ellos anhelan el agua de río con un cierto dulzor. Salpicar tus labios con mi agua al soñar, al imaginarte.

Pensar en el re…

Pensar en el recorrido, le dio fuerza para avanzar sin ver. La luz de la luciérnaga no estaba distante ni el sonido del mar. Los ecos formaban muros de ruido. Tomó un rayo de tormenta para rasgarlos. Resistiéndose a ser destruidos le envolvieron para aturdirle.

Sueño lúcido

Puntos lejanos, cercanos, desconocidos, conocidos. Apareces, te esfumas. Puente de locura y razón. Sonríes mientras mis ojos se cierran. Mirada que encuentra su escondite, encuentra la mía. Encuentra mi sonrisa enterrada. Ven a pasear un rato, contemos constelaciones. 

Compañía

Espejo de luz, bocanada de aire fresco, luz de estrella, acertijo inmenso. Nadamos como peces sin rumbo aparente. Locos sonrientes dando pasos gigantescos, pasos al ritmo de las estrellas que titilan para unirse. El mundo se abre, nos hace voltear y sentir nuestras espaldas.