Month: January 2014

Sin espera

Hacía tiempo que no esperaba; estaba de aquí para allá en su cabeza, sus ojos seguían esos objetos como carros con luces luminosas. La esperanza se le desmoronó como terrón en sus manos. Por eso comenzó a crear en donde no había nada. Alzó los brazos e hizo largos trazos; revoloteó. Nadó formando espirales. Salpicó el agua de sus manos a la tierra. Hizo pájaros con su aliento. Bailó con el viento y recorrió todo aquello que había formado. Ahora lo único que esperaba era seguir creando.

Nouveau

Frais, lumineux, rayon de soleil. Larme fraiche, nuage légère je te contemple quand tu ne me regardes pas. Tu ne te vois pas jamais comme je le fais. Couleur vert qui peint toutes les choses vivantes. Est-ce que tu peux me peindre la tête quelque fois ? Je veux te découvrir comme un trésor dans un coffre dans un bois perdu.      

 

Voz

A veces sonrío sin poder moldear mi boca hacia otra parte. La voz retumba en la lejanía y mi labios se contorcionan aún más; mis ojos se abren, mi piel se eriza.

Dibujo

Comencé por dibujarte una gran sonrisa y luego unos ojos donde se asomaban dos grandes estrellas. Seguí con tu piel. Recordé que la tuya no brillaba, se escondía y salía cada vez que yo caminaba por las noches. Concluí con tus manos, les dibujé tantos detalles como pude para que parecieran cálidas.

Amuleto

Atrás de esa máscara tosca, su sonrisa de sol. Sus cabellos oscuros, ensortijados formando sueños eternos. Dentadura de perlas, labios de piedra lisa. Amuleto que beso y porto por las noches. 

Esculpirte

Mis manos moldearían cada rincón de ti para decorarte suavemente. Centímetro a centímetro te recorrería; tu belleza me daría más fuerza para mantener mi incertidumbre en pie ¿Cómo te esculpiría ahora? Desnudo, sin nada de lo que te pusiste encima. Me pregunto si eso querrías; me pregunto si puedo adornarte una sonrisa y unos ojos con viveza, una cara armoniosa y un corazón de oro.